:2 Nuestras cartas sois vosotros,  escritas en nuestros corazones,  conocidas y leídas por todos los hombres;

:3 siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros,  escrita no con tinta,  sino con el Espíritu del Dios vivo;  no en tablas de piedra,  sino en tablas de carne del corazón. 2Corintios 3:2-3

La verdad es que tenemos que ser la epístola de Cristo. La epístola de Cristo es un poder vivo en la carne mortal, vivificando, dividiendo todo lo que no es del Espíritu, hasta que usted se percate que usted vive ahora en un nuevo orden. Es el Espíritu que se ha manifestado El mismo en su cuerpo mortal, la Palabra se ha hecho vida.

Para usted vivir es ser Su epístola, emblemática, sostenida divinamente por otro poder mucho más grande que usted. De modo que usted no se busca más a sí mismo. Usted está viviendo en un lugar donde el Padre está en el trono. Él reina en su vida humana. El Padre lo está transformando y le está haciendo entender esta tremenda verdad—usted es una epístola de Cristo.

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you