TRANQUILO

Uno de los mandamientos más tremendos es el que le impartió el Padre a Moisés:

 

Éxodo 14:13-14

:13  Y Moisés dijo al pueblo:  No temáis;  estad firmes,  y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros;  porque los egipcios que hoy habéis visto,  nunca más para siempre los veréis.

:14  Jehová peleará por vosotros,  y vosotros estaréis tranquilos.

La calma de la mente es una de las bellezas de la sabiduría. Es el efecto del esfuerzo largo y paciente del auto control. Su presencia es una indicación de la experiencia madura, y de más de un conocimiento ordinario de las leyes y operación de los pensamientos.

Nosotros nos calmamos en la medida que nos entendemos a nosotros mismos como seres que tenemos pensamientos, porque ese conocimiento necesita el entender a otros como resultado del pensamiento, en la medida que desarrollamos un entendimiento correcto y vemos más y más claro las relaciones internas de las cosas por la acción de la causa y el efecto, entonces cesamos de estar inquietos, ansiosos ni preocupados y nos mantenemos confiados, firmes y tranquilos.

Las personas tranquilas, habiendo aprendido como gobernarse a si mismos, saben cómo adaptarse a otros; y ellos, en su turno,  reverencian su fortaleza espiritual y sienten que pueden aprender y descansar en ellos. Mientras más tranquilos estemos, mayor es nuestro éxito, nuestra influencia y nuestro poder  para el bien. Aún los empresarios ordinarios, encontraran que la prosperidad se incrementa en sus negocios  en la medida que desarrollan una mayor auto control y ecuanimidad, ya que a las personas les gusta  estar e negocios con otros que son ecuánimes y tranquilos.

Las personas tranquilas y calmadas son siempre amadas y reverenciadas. Son como un árbol que da sombra en tierras sedientas o una roca de refugio en una tormenta. ¿Quién no desea un corazón tranquilo, una vida dulcemente balanceada? No importa si llueve, o esta un brillante sol o que cambios vendrán a los que poseen esas bendiciones, ellos siempre se mantienen tranquilos serenos, calmados y dulces. Esa es la característica de su personalidad que llamamos tranquilo; es la flor de la vida, la fruta del alma. Es más deseada que el oro, más que el oro fino. El buscar el dinero es insignificante en comparación con una vida tranquila; una vida que descansa en el océano de la verdad, por encima de las olas, muy por encima de las tempestades, en una calma eterna.

       ¡Cuantas personas conocemos que amargan sus vidas, que  arruinan todo lo que es precioso y dulce por sus temperamentos explosivos, que destruyen su carácter! Son muchos los que arruinan sus vidas y dañan su felicidad por falta de auto control. ¡Nos encontramos con muy pocas personas en la vida que están bien balanceadas, que tienen ese  exquisito factor que es característico de un carácter terminado.

La humanidad surge con pasiones incontroladas, penas tumultuosas sin poder gobernar, está explotada por la ansiedad, la incredulidad y la duda. Solamente  aquellos cuyos pensamientos están controlados y purificados hacen que los vientos y las tormentas del alma le obedezcan.

Almas azotadas por la tempestad, donde quiera que te encuentres, bajo las condiciones que vivas, conoce esto; en el océano de la vida las islas de la bendición te sonríen, y las playas preciosas de su ideal esperan su llegada. Mantenga con firmeza en sus pensamientos. En la popa de su barca en el alma reposa su Comandante Maestro, Él está durmiendo; despiértelo. El auto control es fortaleza. Pensamientos correctos es señorear. Tranquilidad es poder. Dile a tu corazón, “Paz, tranquilo.”

       Proverbios 1:33  Mas el que me oyere,  habitará confiadamente Y vivirá tranquilo,  sin temor del mal.

 

Amados, queremos exhortarle a que colabore con nosotros para mantener un ministerio de excelencia. Sus comentarios, observaciones y consejos son muy apreciados. Sin lugar a dudas nos ayudaran a mejorar, ¡¡¡Gracias!!!

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you