SUELTA LAS CARGAS

Por tanto,  nosotros también,  teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos,  despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia,  y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. Hebreos 12:1

 

Con mucha frecuencia los cristianos tienden a llevar cargas que no son de ellos, cargas que lo que efectúan es ser impedimentos para ellos hacer el propósito del Padre.

 

Algunos se ponen a recoger piedras en sus caminos y antes de percatarse están cubiertos por una pila de rocas. Realmente no hay una explicación del porque están cargando tanto peso extra, pero se encuentran buscando cargas que no le son de ayuda en el viaje. Estas cargas adicionales actúan en la misma forma que un motor que se sobrecalienta eventualmente pueden detener nuestro progreso.

  

Sin lugar a dudas esto es muy importante. ¿Cuántas rocas está usted cargando? ¿Cuántas cargas usted se ha auto impuesto? ¿La carga de su conyugue? ¿ La carga de sus hijos? ¿La carga de su trabajo? ¿La carga de su ministerio? ¿La carga de sus deudas? La mayor parte son ilusiones.

Jesús dijo:

 

Mat 11:28  »Ustedes viven siempre angustiados y preocupados. Vengan a mí, y yo los haré descansar.

:29  Obedezcan mis mandamientos y aprendan de mí, pues yo soy paciente y humilde de verdad. Conmigo podrán descansar.

:30  Lo que yo les impongo no es difícil de cumplir, ni es pesada la carga que les hago llevar.

 

La ansiedad, el afán, la preocupación son cargas que usted y yo debemos de soltar, entregar a nuestro Señor Jesús.

Quizás hayan cosas que usted dijo o hizo; o cosas que le hicieron a usted o le dijeron y todavía usted las está cargando. Es tiempo de soltarlas. Es como dos monjes que hicieron un voto de nunca tocar mujer. Ambos llegaron a un río donde había una joven doncella que no podía cruzarlo. Uno de los monjes la tomó en brazos e inmediatamente la llevó al otro lado del río. Continuaron el viaje los monjes y a lo largo del camino el otro monje le trajo juicio por lo que hizo.  A lo cual el otro monje le contestó: “Espera un momento, yo la solté hace mucho rato , y tu todavía la estas cargando.”

Ya es tiempo de soltar las cargas que te impiden hacer tu propósito aquí en la tierra. ¡Suelta y sé libre!

Nuestro deseo es ayudarle para que usted alcance sus metas, sus propósitos y sus sueños.   

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you