Josué 1:8

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley,  sino que de día y de noche meditarás en él,  para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito;  porque entonces harás prosperar tu camino,  y todo te saldrá bien.

Nuestro Padre de misericordias desea gente fuerte. Recuerde lo que Dios le encomendo a Josué en: Josué 1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente. Si Dios le pide algo a usted Él le dará el poder para que usted lo lleve a cabo.

De modo que después que le dio la Palabra, Él le dijo: “Ahora depende de tu forma de vivir, meditando en la Palabra de Dios de día y de noche.”

Entonces serás prosperado y tendrás éxito en todo lo que emprendas.

Hay algunas cosas aseguradas. Primero, usted nunca olvidará sus pecados. Segundo, el Padre los olvidó. Tercero, el diablo va a tratar de que usted se acuerde de sus pecados. La pregunta es: ¿vamos usted y yo a creerle al Padre, al diablo, o a nosotros mismos? El Padre dice nuestros pecados son pasados, limpiados, se fueron. Usted y yo no podemos continuar con el Padre hasta que estemos parados firmes en Su Palabra “como limpiados”, con el corazón hecho puro.

Padre, en el nombre de Jesús, gracias. Yo creo a Tu Palabra, no la mía ni la del diablo. Yo estoy lavado en la sangre de Jesús de todos mis pecados. Aleluya. Amén.

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you