PADRE AMOROSO

El Padre es un padre benévolo, benigno, piadoso y bondadoso.

Su máximo amor es por las vidas. Ese fue el propósito de la creación de la humanidad, Él tener a alguien a quien amar y que le amara a Él voluntariamente. Él es amor, nos hizo para amar, para que nosotros también seamos amor.

 

Ese plan y propósito divino fue obstaculizado por el pecado de Adán lo que provocó que el hombre fuese separado del Padre. El Padre urdió un plan para redimir a la humanidad de la esclavitud satánica. Ese plan consistía en que Su Hijo unigénito debía de venir a la tierra para la redención de la humanidad.

Su Hijo, Jesús, vino a la tierra y fue obediente hasta la muerte y muerte de cruz. Jesús estuvo treinta y tres años y medio viviendo aquí en la tierra Y aunque era Hijo,  por lo que padeció aprendió la obediencia; y habiendo sido perfeccionado,  vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen.

Jesús cumplió con la voluntad del Padre de modo que usted y yo somos salvos, libres y redimidos por Su preciosa y poderosa sangre. Él lo hizo en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo,  según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia,  con la cual nos hizo aceptos en el Amado, en quien tenemos redención por su sangre,  el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.

Jesús no se quedó en la tumba; la tumba está vacía. El fue levantado rotos los dolores de la muerte ascendido y sentado junto al Padre en los lugares celestiales. Él hizo varias cosas antes de sentarse; nos prometió que nos enviaría del Padre el otro Consolador y nos dio la gran comisión, cuando nos dijo: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

Por tanto,  id,  y haced discípulos a todas las naciones,  bautizándolos en el nombre del Padre,  y del Hijo,  y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;  y he aquí yo estoy con vosotros todos los días,  hasta el fin del mundo.  Amén.”

Amado hermano, tenemos un mandamiento de nuestro Señor Jesús; ganar vidas, evangelizar al inconverso, reconciliar al apartado en el nombre de Jesús.

Así que levántate y haz lo apropiado en el dulce nombre de Jesús.

El deseo de nuestro corazón es ayudarle para que se manifiesten sus sueños, logre sus metas y alcance sus propósitos.

¡¡¡DEJAME AYUDARTE!!!

Iglesia Restauración en Cristo
Box 6190 Estación 1
Bayamón PR 00960-6190
United States
(787) 798-3158 irecpr.com

 

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you