¡NO TE CAIGAS!

 

Marilyn Carlson Nelson escribió una tremenda historia en su libro: “How You Lead Matters—Reflections”.

“Hubo un tiempo en mi vida en la cual verdaderamente no sabía cómo continuar. La brillantez del sol fue abruptamente eclipsada por una llamada en la cual me dijeron que mi hija Juliet había perecido en un accidente de vehículos mientras se preparaba para asistir a su primer año de clases en el Colegio Smith. Smith era mi “alma mater” dónde había dejado a mi hija unas semanas antes con la promesa de una vida joven para ella. Y entonces llegó la llamada. Al igual que la mayoría de las personas que inesperadamente pierden un ser querido, hubo una manifestación de un ciclo por medio de sentimientos de dolores, coraje, ira, enojo y últimamente me guió hasta una depresión. A pesar de que estaba rodeada de una amorosa familia que trataba de ayudarme, nada parecía alcanzarme. Mi fe estuvo dolorosamente probada. ¿Cómo Dios permitió que esto ocurriera? Finalmente rechacé a Dios y leí los escritos de todos los filósofos que pude, tratando de entender.

 Eventualmente con mi fe renovada, mi esposo y yo nos percatamos de que la mejor forma de acordarnos de nuestra hija era haciendo un compromiso nuevo de vivir nuestras vidas a la plenitud, debido a que podría ser la última. Nosotros podemos vivir cada día en una forma que podemos firmar nuestro nombre al final del día; en la misma forma que un artista firma su nombre con orgullo en su obra. De ese día en adelante, nos hemos determinado a hacer que cada día cuente; para vivir la buena vida, que le fue negada a mi hija Juliet.”

 

Con mucha frecuencia creemos que nuestros problemas sobrepasan a los de todo el mundo, pero muchas veces son más pequeños que los que  otras personas están enfrentando.

Quizás usted esté pasando por una experiencia similar; ¡no!; no es bueno, pero lo importante es que actitud usted está asumiendo debido a esa pérdida inesperada e inexplicable.

 

Dios nos ha dado una sola vida y es para que la disfrutemos a plenitud por encima de todas las circunstancias adversas que nos puedan acontecer. Al asumir esa actitud usted puede firmar su nombre al final del día con gozo, paz y agradecimiento al Padre de un día más aquí en la tierra siendo de buen testimonio y confiándole al Padre.

 

El anhelo de nuestro corazón es ser de ayuda para que usted alcance sus metas, propósitos, sueños y objetivos.

Deseamos recibir de usted sus opiniones, comentarios e ideas para poder brindarles un servicio de más excelencia,¡¡¡Gracias!!!

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you