Las oportunidades lo rodean. La diferencia está en su enfoque. Hágase está pregunta cada día: “¿Hacía que debo de enfocarme?” cuando enfoca su atención en algo, desarrolla fuerza e ímpetu. Estas son las características del ímpetu:1) tiene un solo propósito; 2) es constante en su búsqueda de una meta; 3)tiene una pasión sin límites; 4)demanda una intensidad concentrada y un sentido de destino definido; y sobre todo. 5) tiene una infinita visión y dedicación a la excelencia.

La concentración es la llave que abre la puerta a la satisfacción. “La primera ley del éxito es la concentración: dirigir todas las energías hacía un punto, ir directamente a un punto, sin mirar a la derecha ni la izquierda”(William Mathews). Las personas de mayor éxito siempre han sido personas concentradas que han asestado sus golpes en un lugar hasta lograr sus propósitos. Tienen una  idea especifica, una ambición constante, un solo propósito concentrado.

 

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you