las aspiraciones

son

nuestras posibilidades

Para lograr grandes cosas debemos no solamente actuar, sino que también soñar; no solo planificar, sino que también creer.

El nido de águilas jóvenes estaban prestando especial atención a las palabras de como el águila Maestro describe sus hazañas. Este fue un día importante para los aguiluchos. Se estaban preparando para su primer vuelo en solitario desde el nido. Fue el constructor de la confianza que muchos de ellos necesitan para cumplir con su destino.

 “¿Hasta dónde puedo viajar?” preguntó uno de los aguiluchos.

¿Hasta dónde usted pueda ver?” respondió el Maestro Águila.

¿A qué altura puedo volar?” interrogó el aguilucho jóvene.

¿Hasta dónde puede estirar sus alas?” -preguntó el viejo águila.

¿Cuánto tiempo puedo volar?” el aguilucho persistió.

¿A qué distancia está el horizonte?” el mentor le contestó.

¿Cuánto debo soñar?” -preguntó el aguilucho.

¿Cuánto usted puede soñar?” sonrió el viejo, más sabio águila.

¿Cuánto dinero puedo conseguir?” el águila joven continuó.

¿ Cuánto puede usted creer? Desafió el viejo águila.


Frustrado por las bromas, el águila joven preguntó: “¿Por qué no responde a mis preguntas?”

 “Lo hice”.

Sí. Pero las respondió con preguntas.”

Yo les contesté lo mejor que pude.”

Pero usted es el Águila Maestro. Se supone que lo sabe todo. Si no puede responder a estas preguntas, ¿quién puede?”

 “Usted”. La vieja águila sabia aseguró.

“¿Yo? ¿Cómo?” el águila joven estaba confundido.

“Nadie le puede decir qué tan alto puede volar o lo mucho que puede soñar. Es diferente para cada águila. Sólo Dios y usted saben cuán lejos puede  ir. Nadie en esta tierra conoce su potencial, o lo que está en su corazón. Usted es el único que puede responder a eso. La única cosa que lo puede limitar es su imaginación. “

La joven águila sorprendido con esto  preguntó, “¿Qué debo hacer?”

 “Mira hacia el horizonte, despliega tus alas y vuela”.

Marcos 9:23  Jesús le dijo:  Si puedes creer,  al que cree todo le es posible.

 

¿Qué podría añadir a estas palabras inspiradoras que no sea decir “gracias por escribirlas.”

Estas en la libertad de emitir comentarios, observaciones, ideas y conceptos que nos puedan ayudar a mejorar éste su blog. El deseo de nuestro corazón, es que todo lo que hagamos hacerlo de buena gana como para el Señor, y en excelencia. Muchas gracias.

 

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you