LA PASION POR JESUS NOS LLEVA A LO SOBRENATURAL

Pero, gracias a lo que Cristo hizo por mí, ahora pienso que no vale la pena lo que antes consideré de valor. Todo eso lo he dejado a un lado, y lo considero basura, con tal de llegar a conocer bien a Cristo, pues no hay mejor conocimiento. Y quiero que Dios me acepte, no por haber obedecido la ley, sino por confiar en Cristo, pues así es como Dios quiere aceptarnos.

Por eso, lo único que deseo es conocer a Cristo; es decir, sentir el poder de su resurrección, sufrir como él sufrió, y aun morir como él murió, ¡y espero que Dios me conceda resucitar de los muertos! Con esto no quiero decir que yo haya logrado ya hacer todo lo que les he dicho, ni tampoco que ya sea yo perfecto. Pero sí puedo decir que sigo adelante, luchando por alcanzar esa meta, pues para eso me salvó Jesucristo. Hermanos, yo sé muy bien que todavía no he alcanzado la meta; pero he decidido no fijarme en lo que ya he recorrido, sino que ahora me concentro en lo que me falta por recorrer. Así que sigo adelante, hacia la meta, para llevarme el premio que Dios nos llama a recibir por medio de Jesucristo.

 

Cuando anhelamos más de Él , deseamos más estar con Él, entonces es cuando tenemos más de Él y menos de nosotros. Todo el secreto es que Él siga creciendo mientras nosotros seguimos menguando. Ahora bien,  la pregunta es: ¿cómo logro alcanzar ese nivel de relación en la cual hay más de Él y menos de nosotros?

Hay una sola forma y es  comunión íntima con Él. Esa comunión íntima con Él se logra por medio de la adoración. En el original adorar es besar hacía , dar obediencia, hacer reverencia. Para adorar se necesita estar bien cercano hacía la persona que se adora; eso es íntima comunión.

Por esta razón es que la relación entre Dios y la iglesia se compara con la relación entre el esposo y la esposa. Ese acto es cuando son una sola carne, de esa intimidad se manifiesta el fruto. En el mundo natural son los hijos naturales, en el mundo espiritual son los hijos espirituales y ese es el milagro más grande del mundo. Eso es sobrenatural.

En la intimidad entre los esposos hay transferencia de características y actitudes; en la comunión íntima con el Padre hay transferencia de características y actitudes. lo que provoca que ella es como él en lo natural al igual que nosotros somos como Él.

Debido a esa íntima comunión puesto que estamos adquiriendo sus atributos compartibles podemos fluir en lo sobrenatural como El es sobrenatural. Haciendo las mismas obras que El hizo y aún mayores porque El está con el Padre y todo lo que le pidamos al Padre. Él nos lo da.

Amado hermano es tiempo de fluir, moverte, y producir en lo sobrenatural. Él está contigo y Él te ayuda para que se manifieste Su propósito, Su visión, Su objetivo y Su voluntad. Él lo hará por medio de ti. Esa comunión íntima con Jesús nos produce pasión por Jesús y nos lleva a lo sobrenatural.

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you