Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora. Mateo 9:22

Más y más yo veo ese día en el que la visita del Señor está sobre nosotros, para que la presencia del Señor está aquí para sanar. Debemos tener las personas sanadas en las reuniones en las que hablo cuando están bajo la unción del Espíritu Santo.

He estado predicando la fe de modo que definitivamente usted puede reclamar su sanidad. Creo que si usted escucha de la Palabra y se mueve a creer, y si usted se levanta mientras oro, usted va a encontrar la virtud de sanidad desatada sobre usted.

Cuando usted fue salvo, usted fue salvo en el momento en que usted creyó. Se sanó el momento en que usted creyó.

Señor, yo deseo un toque de Usted que hará temblar
el fundamento de toda mi debilidad. Concédeme
la fe para recibir la sanidad que Tu tienes para mí en el nombre poderoso de Jesús. Amén
.

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you