LA ACTITUD DEL PROMEDIO

Los seres humanos tenemos diferentes actitudes. Nuestra actitudes determinan nuestra altitud. Una actitud muy común es la de considerarse del, o en el promedio. Son muchas las personas que viven la mentira de ser promedio todas sus vidas. Están auto convencidos de que no son lo suficientemente especiales para vivir una vida de riquezas. Pero usted tiene la misma capacidad para aprender y lograr metas que cualquier otra persona y quizás mayores. Usted está llamado a dejar la noción del promedio atrás. El tener un pensamiento de que usted es promedio no es un buen lugar para usted estar. Usted tiene que dejar la idea de ser promedio atrás. Usted debe de realizar y confesar:”Yo estoy dispuesto a hacer lo que sea necesario” y eso es lo que quiero.

En las últimas enseñanzas le he estado motivando a que establezcan sus metas. Eso provocará que usted se salga de la idea de ser  promedio. Y que usted considerara el levantarse para hacer algo espectacular.

Comprometerse con ello, enfocarse en ello, visualizar el final; el resultado que usted desea. Solamente así es que puede obtener la libertad  de la idea de ser promedio y levantarse y clamar por lo que es suyo por derecho. Para que usted sea rico debe de desear estar en el bote y comenzar a remar.

La idea de ser promedio no es una buena actitud. Usted no tiene nada de ser promedio. Piense en lo que es promedio; es lo mejor de lo peor y lo peor de lo mejor. Usted es único. Hay algo en usted y acerca de usted de lo cual usted puede estudiar por el resto de su vida y siempre va a estar descubriendo algo adicional. Realmente es un viaje de descubrimiento cuando comienza a estudiarse a usted mismo.  Deshágase de la idea del promedio. La idea del promedio no lo llevará a ningún sitio bueno.

Comience a visualizarse disfrutando de sus metas logradas. Regocijándose de su buena salud. de la buena salud de sus seres queridos, de su paz mental, de su independencia financiera. Gócese viéndose a usted mismo alcanzando sus metas ministeriales; con sus grupos familiares desarrollados, con cinco facilitadores, diez mantenedores, siendo un canal de bendición para muchas personas.

No importa cuán grandes sean sus metas, usted tiene que sentirse que las ha alcanzado. Permítase a usted mismo envolverse emocionalmente. Déjele a su imaginación que trabaje y yo le garantizo que su imaginación, cuando se vuelva a nuestro Padre de misericordias, va a atraer cosas buenas hacía usted.

Deshágase de la idea del promedio. Usted es “unique”. Usted es la forma más grande de la creación del Padre. Establezca sus metas bien altas. Revíselas, visualícelas. Y luego viva con esas sus metas todo el día. Sálgase de la idea del promedio, así glorificará al Padre.   

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you