INTEGRIDAD ES

LA VERDADERA BASE

Hay un simple y sencillo refrán que dice:

La vida es como un campo donde ha caído la nieve nueva; donde escoges caminar, se verán tus pisadas.

Esto demuestra que usted es honesto o no lo es. No hay nada entre medio, no hay nada como honestidad parcial.

Integridad, es un patrón de moralidad personal y ética, no es relativo a la situación en la cual usted se encuentra y tampoco se vende. Cuando hay poco de ella se hace más escaza; pero sin ella el liderazgo es una fachada, una falsa.

Aprender a ver a través de lo exteriores  es un desarrollo crítico en la transición de adolecente a adulto. Tristemente, la mayor parte de las personas continúan tomándola por la forma tremenda de hablar o por la popularidad de los medios, temporeros, apariencia bizarra, o posesiones costosas. Ellos se mueven por la vida convencidos que lo externo es lo que cuenta, y entonces están expuestos a vivir vidas vanas. Hombres y mujeres que descansan y confían en su apariencia y estatus para sentirse bien con ellos mismos inevitablemente hacen todas las cosas que pueden para mejorar la impresión que hacen en otras personas; y correspondientemente hacen muy poco para desarrollar su valor interno y crecimiento personal. La paradoja es que a las personas que tratan duramente  impresionar son las menos impresionables. La devoción a la imagen es dependiente del dinero que puedan obtener. Envolviendo en una nube para parecer poderoso es una intención para esconder la inseguridad. ¡Si pudiéramos ver a muchas de nuestras celebridades cuando no tienen la seguridad a su alrededor y sus pretensiones están bajas!  

El mito de que todo lo que cuenta en el fondo es el éxito con frecuencia dirige a  el fracaso y la derrota. Pregúntele a muchos de los que han sido, de los que fueron. No hay ningún grado de integridad, ni honestidad. Usted lo tiene o no lo tiene.

La honestidad y la integridad están íntimamente ligadas a la fidelidad.  El apóstol Pablo le dijo a Tito:

 

Tito 2:7  Tú mismo tienes que ser un buen ejemplo en todo. Enséñales a hacer el bien y, cuando lo hagas, hazlo con seriedad y honestidad.

La Biblia tiene su palabra para fidelidad.

 

 

Romanos 15:8  Pues Cristo vino y sirvió a los judíos, para mostrar que Dios es fiel y cumple las promesas que les hizo a nuestros antepasados.

 

2Timoteo 2:13  Y aunque no seamos fieles, Cristo permanece fiel; porque él jamás rompe su promesa.

 

Apocalipsis 19:11  Entonces vi el cielo abierto, y allí estaba un caballo blanco. El que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, porque era justo cuando gobernaba o cuando iba a la guerra.

 

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you