Juan 3:16

16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.

2 Corintios 9:15

¡Gracias a Dios por su don inefable!

¡Tanto amó el Padre al mundo! ¿Cómo? De tal modo que dio a Su Hijo unigénito para que todo aquel que quiera pueda confiar en Él. ¿Y cómo lo dio? Lo hizo nacer como hombre para que sea para siempre uno como nosotros. Lo dio para que muriera en la cruz como garantía, para que sobre si, Él llevara nuestros pecados y nuestra maldición. Lo dio para que se siente en el trono de los cielos a preparar nuestro bienestar, como Representante nuestro e interceder ante los poderes del cielo. Lo dio mediante el derramamiento del Espíritu Santo para que more en nosotros, y para que sea absoluta y completamente nuestro. Si ese es el amor del Padre: Él dio a Su Hijo: a nosotros, para nosotros y por nosotros.

Nada que fuera menos  que el mismo Hijo; ¡tal es el amor del Padre! No nos dio algo, nos dio a Alguien una persona viviente; no nos dio otra persona, sino a Aquel en quien está la vida y la bendición; nos dio al mismo Jesús. No nos dio solamente el perdón, o el avivamiento, o la santificación, o la gloria; nos dio a Jesús, Su propio Hijo.

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you