:5 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría,  pídala a Dios,  el cual da a todos abundantemente y sin reproche,  y le será dada.

:6  Pero pida con fe,  no dudando nada;  porque el que duda es semejante a la onda del mar,  que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. Santiago 1:5-6

Yo estoy satisfecho con el Padre celestial, que Él que es el edificador del orden divino, nunca trae confusiónen Sus ordenes. Si usted desea este orden divino en su vida, si usted desea sabiduria, usted tiene que ir al Padre creyendo.

El Padre no honra la incredulidad, Él honra la fe. Por ejemplo, si usted le pide a Él por sanidad una vez, usted lo obtendrá. Pero si usted lo pide mil veces al día hasta que olvida porque está pidiendo, usted no está pidiendo en fe. Si usted desea pidale al Padre por su sanidad ahora que está en el ayuno, luego comience a dorarlo. Él nunca rompe Sus promesas. Usted saldrá sano. “Solamente cree”.

Padre, yo dejo la confusión y el doble ánimo con sencillez de corazón y en fe. Yo vengo a Ti pidiendo una vez en fe. Yo creo en Tu Palabra, y no en mis vanas repeticiones. Amén.

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you