El triangulo

de la integridad

Uno de los principios de la integridad es defender sus convicciones en presencia de grandes presiones sociales.

Considere la verdadera historia acerca de una operación de abdomen efectuada en un gran hospital muy bien conocido. Era el primer día de la enfermera en ese equipo mientras se llevaba a cabo la operación. Su responsabilidad era la de la contabilidad de los instrumentos y  los materiales antes y después de la operación justo antes de cerrar la incisión. Ella le dijo al cirujano que había removido solamente once gazas. “Nosotros utilizamos doce y debemos de encontrar la última,” respondió ella. “No, yo las removí todas.” declaró el doctor enfáticamente. “Vamos a cerrar la incisión ahora.” “No.” La  enfermera novata, objetó, nosotros utilizamos doce gazas.”Yo asumo la responsabilidad dijo el doctor. “Cosan por favor.” “Usted no puede hacer eso señor, dijo la enfermera.” “¡Piense en el paciente!” El cirujano levantó el pie, y le mostró dónde estaba escondida la última gaza. Y le dijo sonriente: ” Usted lo hará muy bien en este o cualquier otro hospital.”

No se retracte cuando usted sabe que está en lo correcto.

Un segundo principio de integridad es siempre darle el crédito a los otros que se lo merecen, nunca temiéndole a alguien que tenga una mejor idea o que es más inteligente que usted.

David Ogilvy, fundador de Ogilvy and Mater, les señaló este punto a los líderes de oficina nuevos al enviarles una matryoska, la pintada muñeca rusa que tenía dentro de sí misma cinco muñecas más pequeñas en forma progresiva. Su mensaje a estos nuevos ejecutivos estaba en la última muñeca, la más pequeña. “Si empleamos a personas que son más pequeños que nosotros nos convertiremos en una corporación de enanos. Pero si empleamos a personas que son más grandes que nosotros nos convertiremos en una corporación de gigantes.”Y en eso se convirtió Ogilvy and Mater, una de las más grandes y prestigiosas corporaciones.

Mire hacia arriba para ver a aquellos que son sus subalternos.

Nuestro tercer principio de integridad es ser honesto y abierto con relación a quién usted es realmente. Sea usted mismo. No exagere sus logros. No quede atrapado en una maraña de errores del pasado aun en negociaciones pasadas que no le satisficieron. Cuando el camino se hace duro, sea duro al enfrentar la realidad con una actitud de responsabilidad adulta y madura. Use el bien y el mal como materiales para su crecimiento personal.

Acepte la responsabilidad de sus decisiones.

¿Es la integridad una consideración primaria en una organización con fines de lucro? El edificio de la corporación puede estar localizada en un distrito de renta alta. Puede que esté hecha del acero más fino, cromio y cristales; pero habrá decaimiento desde el interior.

¿Puede pensar en una relación exitosa sin integridad? Lo dudo. Todas están basadas en muta confianza. Rompa esa confianza y se rompe la relación. Engáñela y será prácticamente imposible restaurarla completamente aunque no imposible. Crear una relación de largo término toma a dos o más personas, ya sean ejecutivos, representantes de labor o gerencia, padres e hijos, o esposo y esposa, los cuales están al unísono y operando en una integridad no situacional.

Cuando la revista Fortune le preguntó a los CEO de muchas corporaciones de Fortune 500 cual ellos consideraban que era la característica más importante para emplear y promover a sus ejecutivos principales, el consenso unánime fue la integridad y la confianza.

Sus hijos y subordinados van a hacer lo que ellos ven que usted está haciendo. Su desafió como líder es enorme, pero así son las recompensas. Una vida de principios; de no sucumbir a las tentaciones de gratificación inmediata; siempre triunfaran al final, llevándole y guiándole a usted  a la prosperidad verdadera  y a una clara conciencia de no tener que estar mirando por el espejo retrovisor mientras se mueve hacia el frente.   

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you