El temor quiere que huya

de algo que no lo persigue

El gran evangelista Billy Sunday dijo: ”El temor tocó a mi puerta. La fe
respondió y no  nadie replicó. Esa es la
respuesta apropiada para el temor. La Biblia dice:

Isaías 41:11-12

:10  No temas,  porque yo estoy contigo;  no desmayes,
porque yo soy tu Dios que te esfuerzo;
siempre te ayudaré,  siempre te
sustentaré con la diestra de mi justicia.

:11  He aquí que todos los que se enojan contra ti
serán avergonzados y confundidos;  serán
como nada y perecerán los que contienden contigo.

 

 ¿Por qué le gusta al temor ocupar
la posición que le corresponde a la fe? Los dos tienen mucho en común: ambos
creen que ocurrirá lo que no se ve. La fe termina donde empieza el temor y el
temor termina donde empieza la fe. Nuestros peores pensamientos casi nunca
ocurren y la mayoría de las preocupaciones mueren en vana  expectativa. No hay razón para abrir el
paraguas hasta que empieza a llover.

Aún no ha ocurrido lo que teme del mañana. “No tema al
día que nunca ha visto “. El temor le impide flexionar el músculo del riesgo. Se
ha dicho que la preocupación es el cuarto oscuro donde se revelan los
negativos. Es como una silla mecedora: lo mantiene en movimiento pero no lo
lleva a ningún lado. Si no puede dejar de preocuparse, acuérdese que la
preocupación tampoco lo ayuda. No me diga que la preocupación no es buena. Lo sé
muy bien. Aquello que me preocupa nunca ocurre. La mayoría de nuestros temores  encuentran su origen en el temor del hombre.

 

Salmo27:1-2

:1 Jehová es mi luz y mi salvación;  ¿de quién temeré?

 Jehová
es la fortaleza de mi vida;  ¿de quién he
de atemorizarme?

:2  Cuando
se juntaron contra mí los malignos,  mis
angustiadores y mis enemigos,

 Para
comer mis carnes,  ellos tropezaron y
cayeron.

  Salmos 56:4-5

:4  En Dios alabaré su palabra;

 En Dios he confiado;  no temeré;

 ¿Qué puede hacerme el hombre?

:5  Todos los días ellos pervierten mi causa;

 Contra mí son todos sus pensamientos para mal.

:6  Se
reúnen,  se esconden,

 Miran atentamente mis pasos,

 Como quienes acechan a mi alma.

Psa 56:7  Pésalos según su iniquidad,  oh
Dios,

 Y derriba en tu furor a los pueblos.

 

Las personas se preocuparían menos de las opiniones que otros tienen de
ellas si tan solo notaran lo poco que estas lo hacen.

La mayoría de las personas creen en sus dudas y dudan lo que creen. Así como
el viejo refrán: Dele de comer a su fe y vera como se mueren de hambre sus
dudas. Muchas personas están tan llenas de temores que corren por la vida
tratando de alejarse de algo que no los persigue.

Proverbios 21:8

Huye el impío sin que nadie lo persiga;

 Mas el justo
está confiado como un león.

 

Temer el futuro es una manera de desperdiciar el presente. No tema del
mañana. El Padre ya está allí. Nunca tema confiarle un futuro a un Dios
conocido.

Llene cada día su mente de Dios. Entonces no queda lugar para las
preocupaciones. Muchas veces hay personas que están en  un corre y corre por todos lados como si no
hubiese un Padre celestial que se les cuide.

1 Pedro 5:6-7

:6  Por eso, sean humildes y acepten la autoridad
de Dios, pues él es poderoso. Cuando llegue el momento oportuno, Dios los
tratará como a gente importante.

:7  Así que pongan sus
preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes. (TLA)

 

NO
TEMA ÉL ESTÁ CON USTED

 

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you