El progreso siempre requiere riesgos. No puede llegar a la segunda base sin dejar la primera base. El que no se atreve a nada no gana algo; gana nada. Si no mete la mano en el panal,  no puede llevarse la miel.

Busque manera de ejercitar los músculos de arriesgar. Todos tenemos un músculo del riesgo y se mantiene saludable experimentando e intentando cosas nuevas. “Las personas arriesgadas son aquellas contra las cuales perderás.” Las personas que son de verdad un fracaso, son las que establecen sus normas tan bajas, mantiene la barra a un nivel tan seguro, que nunca corren el riego de fallar.(Robert Schuller)

Un barco grande siempre requiere aguas profundas.

Cuando usted no arriesga nada, no debe esperar nada. EL Padre quiere que seamos prosperados en todo; para eso debemos de vivir por fe y no por vista.


Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you