Efesios 6:18

Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos.

Las personas comunes y corrientes no oran, simplemente mendigan, así que ore no mendigue. Cuando oramos nos unimos al poder  inagotable del Padre y a Su percepción. Desear nunca va a ser un sustituto de la oración.

Muchas veces no recibimos las contestaciones a las oraciones debido a que para que las oraciones sean contestadas, las oraciones tienen que ser oradas.

Un día que ha sido cercado de oración es menos propenso a que se desmorone.

La oración práctica hace más estragos en la suela de sus zapatos que en las rodillas de sus pantalones.

La acción más contundente que usted puede tomar en cualquier situación es arrodillarse y pedirle al Padre que lo ayude.

El propósito máximo de la oración o de la fe no es cambiar mis circunstancias sino es cambiarme a mí. Ore para hacer la voluntad del Padre en todas las situaciones, no vale es esfuerzo orar por ninguna otra cosa.

Quizás la oración no cambie todo para usted, pero de seguro que lo va a cambiar a usted para todo.

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you