EL GOZO REGRESA
Usted sabe, cuando usted hace algo bueno por alguien; le trae un regalo inesperado a un amigo, felicita a una mesera, ayuda a cruzar la calle a una anciana, ¿le hace sentir mejor?
Si usted hace eso repetidamente, le puede ayudar en todo tipo de formas. De hecho, si usted se convierte en un altruista y pone a los otros primero, los estudios indican que usted probablemente muera con una sonrisa en los labios. Afortunadamente, usted estará alegre de modo que no le interesa.
Obviamente eso es una exageración (probablemente le interese), pero hágale bien a otros, y usted se sorprenderá de cómo ayudando a otros le ayudará a usted.
Recuerde:”Felicidad es un beneficio marginal de vivir generosamente.”
En estudios publicados por el “Journal Science” en los cuales se examinó la relación entre filantropía y estar bien.
Los estudios en los cuales analizaron el patrón de gastos de más de 600 hombres y mujeres, luego le preguntaron con relación a su felicidad general. Los sujetos informaron que cuando gastaban dinero para pagar las cuentas o al comprar artículos para ellos mismos, ellos no dijeron que se sintieran más felices. Luego cuando los sujetos gastaban dinero comprando regalos o donando a caridades, sus acciones les hacían sentir más felices. ¿Cuál es la lección? Usted no obtiene la felicidad. la felicidad viene de lo que usted da.
Esta es la razón por la cual la Biblia dice:
“En todo procuré enseñaros con mi ejemplo que así, con fatigas, hay que socorrer a los necesitados y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: “Hay más felicidad en dar que en recibir”.
Cuando damos y lo hacemos con la actitud correcta el Padre está muy atento para remunerarnos por nuestra acción misericordiosa.
Al dar de todo lo que el Padre nos ha dado efectuamos que se manifieste la ley de la siembra y la cosecha. Ésta ley siempre es de bienaventuranza para nuestra vida.
Así que hermano demos con la actitud correcta y el Padre nos lo devolverá.
Marcos 10:29-30
:29 Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio,
:30 que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna.
Amado hermano, el deseo de nuestro corazón es ayudarle a usted para que alcance sus sueños, logre sus metas y disfrute del propósito por el cual el Padre de misericordias lo puso aquí en esta preciosa tierra.¡¡¡ DEJAME AYUDARTE!!!
Iglesia Restauración en Cristo
Box 6190 Estacion 1
Bayamon PR 00960-6190
United States
(787) 798-3158 irecpr.com

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you