EL DESEO DEL PADRE ES QUE USTED

TENGA LA MEJOR NAVIDAD

Amado,  yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas,  y que tengas salud,  así como prospera tu alma. Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti,  y tenga de ti misericordia;

Jehová alce sobre ti su rostro,  y ponga en ti paz.”

El anhelo de mi corazón es que usted experimente la bendición del Padre como nunca antes; yo deseo que usted ande en Su favor, honor y gracia. Yo decreto que estas navidades sean las mejores navidades que usted jamás haya disfrutado… pero, ¿cómo lo logro?

 

En Juan 3:16-17

Dios amó tanto a la gente de este mundo, que me entregó a mí, que soy su único Hijo, para que todo el que crea en mí no muera, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no me envió a este mundo para condenar a la gente, sino para salvarla.

 

Dios, el Padre, dio a Su Hijo de modo que nosotros tengamos vida eterna; pero hay mucho más…

Cristo, el Mesías, fue la semilla que Dios sembró para una cosecha futura. Debido al nacimiento de Jesús, el Cristo de la gloria, nuestro destino eterno fue transformado. Nosotros celebramos la navidad, no solo porque Jesús nació, sino por el porque Él nació.

 

El Padre entendió el poder de la semilla.

 

Todos los años, los agricultores alrededor del mundo siembran semillas esperando una cosecha. Cuando un agricultor siembra una semilla de aguacate; espera una cosecha de aguacates; cuando él siembra lechosas, espera una cosecha de lechosas.

¡El agricultor sabe que la cosecha siempre es mucho más grande que la semilla sembrada!

 

El Padre deseaba una familia por eso Él sembró a Su Hijo

Jesús vino a la tierra; murió por usted y por mí; resucitó; y nos envió el Espíritu Santo para que salvara, sanara e invistiera de poder a Su pueblo. Como resultado, la familia del Padre ha crecido a millones de personas alrededor del mundo. Solamente piense como sería el mundo si Dios no hubiese SEMBRADO A SU HIJO y abierto la eternidad para nosotros.

 

¡Mientras usted SIEMBRA EN EL REINO DE DIOS, Dios prepara  fuerzas poderosas  para provocar una tremenda COSECHA EN SU VIDA… ES UN PRINCIPIO DEL REINO! Vea lo que dice en:

2 Corintios 9:6

Pero esto digo: El que siembra escasamente,  también segará escasamente;  y el que siembra generosamente,  generosamente también segará.

 

Hay oportunidades en la vida en la cual no tenemos lo suficiente ni siquiera para comprar los regalos de los niños. Esos son los momentos apropiados para confiarle al Padre de modo que podamos sembrar en fe en Su reino.

 

Cuando usted no pueda comprar los regalos a los suyos; SIEMBRE UNA SEMILLA.

¡Ahora observe; esto no le hace sentido a usted ni a mí; pero si al Padre!

 

El Señor nos dice en:

Salmos 107:36-38

Al pueblo que había pasado hambre, lo dejó vivir allí, y ellos construyeron grandes ciudades, sembraron campos, plantaron viñedos, y tuvieron muy buenas cosechas. Dios les dio su bendición, y ellos tuvieron muchos hijos y sus ganados se multiplicaron.

 

De modo que amado hermano, yo le estoy pidiendo algo muy poco usual en este periodo de Navidad. Yo le pido a usted que se una a mí para sembrar la mejor SEMILLA DE FE que usted pueda dentro de los próximos días, como un regalo a nuestro Señor Jesús. Cuando usted SIEMBRE SU SEMILLA esté seguro que describe la COSECHA por la cual usted está sembrando…nosotros estaremos en oración por usted para que el Padre le multiplique generosamente la semilla de fe que usted ha sembrado dándole la abundante cosecha que usted desea.

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you