DEPOSITA TU CONFIANZA EN EL PADRE

El hombre propone y Dios dispone. Todo el mundo cree hacer lo mejor, pero Dios juzga las intenciones. Deja en manos de Dios todo lo que haces, y tus proyectos se harán realidad.

Lo que usted es, es su mundo.

Todo lo que usted conoce positivamente esta contenido en su propia experiencia; todo lo que usted podrá conocer tiene que pasar por las puertas de la experiencia, y serán parte de usted mismo. Sus propios pensamientos, deseos y aspiraciones  comprenden su mundo, y, para usted, todo lo que está en el universo de belleza, de gozo, o de fealdad y tristeza, y dolor está contenido dentro de usted mismo. Por sus propios pensamientos usted hace o destruye su vida, su mundo, su universo. Mientras usted se edifica en su interior por el poder del pensamiento, en identica forma su vida exterior y sus circunstancias se forman ellas misma en concordancia. Cualquier cosa que usted elabore en las cámaras más secretas de su corazón, tarde o temprano, por la inevitable ley de la rección, tomaran forma en su vida exterior.

Cada alma es una compleja combinación de experiencia guardadas y pensamientos, y el cuerpo es un vehículo improvisado para su manifestación. Si usted le permite que su espíritu tenga el dominio y control en su ser interior, sus pensamientos alineados con la Palabra de Dios; su victoria, triunfo y éxito se plazmaran en una realidad.

Tú debes confiar en Dios. Dedícate a hacer el bien, establécete en la tierra y mantente fiel a Dios. Entrégale a Dios tu amor, y él te dará lo que más deseas. Pon tu vida en sus manos, confía plenamente en él, y él actuará en tu favor; así todos verán con claridad que tú eres justo y recto. Calla en presencia de Dios, y espera paciente a que actúe; no te enojes por causa de los que prosperan ni por los que hacen planes malvados.

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you