Las palabras valen poco porque es mayor la oferta que la demanda. “En la vida tendrá muchas oportunidades de cerrar la boca. Aprovéchelas todas.” Por alguna razón el Padre hizo que los oídos se quedaran abiertos y la boca se pudiera cerrar. El hombre que crece en sabiduría y en edad habla menos pero dice más.

Aprenda s escuchar. A veces la oportunidad toca ligeramente a la puerta. Encontrará que el Padre habla por el hombre que controla su lengua. Hay solo una regla para un buen conversador: aprenda a escuchar.

Sea un buen oyente. Las muchas palabras siempre contienen errores. Sus oídos nunca lo meterán en dificultades. Uno de los principio que puede implementar en su vida es el de escuchar a otros. Proverbios 10:19 dice: “No hables tanto; continuamente te pones en ridículo. Sé inteligente deja la habladría”(BAD)

 

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you