Cada vez que se habla del celo y la pasión, alguien menciona el balance. El balance es una virtud buena, pero las vecinas del balance son la apatía y la debilidad. La verdad es que ser balanceado a menudo es una excusa para ser tibio, indiferente o neutral. La indiferencia la tibieza y la neutralidad siempre van pegadas al fracaso.

El entusiasmo puede lograr en un día lo que le tomaría siglos a la razón. Por encima de todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida. Proverbios 4:23.

Quizás el mayor descubrimiento de este siglo es que is usted cambia de actitud, puede cambiar su vida.

La pasión es la que persuade. “Creer es ver. Esto es mucho más eficaz que el antiguo concepto de que ver es creer.” Si le gusta lo que hace, seguirá haciendo mayores y mejores cosas.

 

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you