Jesús el suplidor

Jesús nuestro Señor fue extremadamente cuidadoso con Sus discípulos. El los amaba entrañablemente. Su amor era a tal grado que Él se encargaba de milagrosamente suplir todas sus necesidades. Vea lo acontecido con ellos en:

Juan 21:1-5

:1  Después de esto,  Jesús se manifestó otra vez a sus discípulos junto al mar de Tiberias;  y se manifestó de esta manera:

:2  Estaban juntos Simón Pedro,  Tomás llamado el Dídimo,  Natanael el de Caná de Galilea,  los hijos de Zebedeo,  y otros dos de sus discípulos.

:3  Simón Pedro les dijo: Voy a pescar.  Ellos le dijeron: Vamos nosotros también contigo.  Fueron,  y entraron en una barca;  y aquella noche no pescaron nada.

:4  Cuando ya iba amaneciendo,  se presentó Jesús en la playa;  más los discípulos no sabían que era Jesús.

:5  Y les dijo: Hijitos,  ¿tenéis algo de comer?  Le respondieron: No.

Jesús después de Su resurrección interesado en el bienestar de Sus discípulos.

Juan 21:6

:6  El les dijo:  Echad la red a la derecha de la barca,  y hallaréis.  Entonces la echaron,  y ya no la podían sacar,  por la gran cantidad de peces.

:7  Entonces aquel discípulo a quien Jesús amaba dijo a Pedro:  ¡Es el Señor!  Simón Pedro,  cuando oyó que era el Señor,  se ciñó la ropa  (porque se había despojado de ella),  y se echó al mar.

:8  Y los otros discípulos vinieron con la barca,  arrastrando la red de peces,  pues no distaban de tierra sino como doscientos codos.

:9  Al descender a tierra,  vieron brasas puestas,  y un pez encima de ellas,  y pan.

:10  Jesús les dijo:  Traed de los peces que acabáis de pescar.

:11  Subió Simón Pedro,  y sacó la red a tierra,  llena de grandes peces,  ciento cincuenta y tres;  y aun siendo tantos,  la red no se rompió.

:12  Les dijo Jesús:  Venid,  comed.  Y ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: ¿Tú,  quién eres?  Sabiendo que era el Señor.

:13  Vino,  pues,  Jesús,  y tomó el pan y les dio,  y asimismo del pescado.

:14  Esta era ya la tercera vez que Jesús se manifestaba a sus discípulos,  después de haber resucitado de los muertos.

Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre. En la misma forma que Él tuvo cuidado de Sus discípulos tiene cuidados en el día de hoy.

He aquí un delicioso pescado provisto por nuestro Señor Jesús para satisfacer el hambre de su discípulo en Chapala, México.

JESÚS ES JAVEH JIRED

Did you enjoy this article?
Share
the
Love
Get Free Updates
Completamente Gratis por tiempo limitado
We hate spam just as much as you